Comenzaba la tarde en la Plaza Real con un lleno en los tendidos y gran expectación por la vuelta a los ruedos del maestro Enrique Ponce. Nada más pisar el albero, comenzó a sonar el himno de España que hizo vibrar aún más al público y tras éste, rompió el paseíllo. Al término del mismo, el respetable propició una gran ovación a Ponce, quien no pudo desistir de salir a recibirla.

Abría plaza un buen ejemplar de Juan Pedro Domecq, con el que el maestro de Chiva hizo una magistral labor al son de la banda sonora de la película “La Misión” pero el fallo con los aceros le privó de mayor triunfo y todo quedó en ovación. Con el segundo de su lote se desató la locura y es que no se puede hacer una faena con más clase y cuajar un toro de principio a fin como lo hizo Enrique Ponce. Ya de salida dejó pinceladas con el capote de gran belleza pero en la faena de muleta desplegó su tauromaquia más magistral, toreando despacio, sin ninguna prisa, como si se hubiera acabado el tiempo. “Fantasía” número 106 de la ganadería de Juan Pedro Domecq derrochó transmisión, bondad y clase, por lo que se ganó con creces su vuelta a la ganadería. El público asistente no daba crédito a lo que allí se estaba viviendo y este día quedará marcado para la historia.

Morante de la Puebla se gustó en el primero de su lote y dejó detalles de gran torería y de su personal tauromaquia que no rubricó con la espada y todo quedó en una ovación. El subalterno de su cuadrilla José Antonio Carretero, sufrió un percance cuando salía de banderillear, saltando al callejón. En el segundo de su lote no estuvo demasiado cómodo desde que lo recibió de capote y tras iniciar la faena de muleta, decidió ir a por el estoque y quitárselo de encima lo más breve posible, por lo que recibió el malestar del público que le propició una sonora bronca.

José María Manzanares puntuó durante toda la tarde, tanto en la faena a su primero como en la de su segundo. El de Alicante estuvo muy técnico en el primero de lote, sacando lo mejor que tenía el toro por el pitón derecho. Tras dejar una gran estocada, paseó una oreja. En su segundo desplegó su gran toreo clásico, con muletazos de gran hondura y tras dejar otro estoconazo, cortó un apéndice que le sirvió para acompañar a Ponce en su salida a hombros.

Plaza de toros de El Puerto de Santa María. Primera corrida de la temporada de verano. Toros de Juan Pedro Domecq, muy bien presentados y de buen juego en general. El 4º de nombre “Fantasía” herrado con el número 106, fue indultado por Enrique Ponce.

Enrique Ponce: Ovación con saludos y dos orejas simbólicas.

Morante de la Puebla: Ovación con saludos y bronca.

José María Manzanares: Oreja y oreja.

Entrada: Lleno

Se desmonteró Suso, tras parear al tercero de la tarde.

Parte médico de José Antonio Carretero:

El banderillero José Antonio Carretero Pérez ha sido atendido en la enfermería de la Plaza Real de El Puerto de Santa María, durante la lidia del segundo toro de un esguince en grado 1 en tobillo derecho “pendiente de confirmación tras estudio radiológico”. Se ha procedido a la evaluación médica al Hospital General Santa María del Puerto para revelar la magnitud de la lesión y para determinar el tratamiento adecuado.                             Pronóstico: Leve que le impide continuar la lidia.                                                                             

Fdo.: Dr. Carabot

 

Deja tu comentario